Ecuador: la nueva Meca de los arquitectos modernos

Fecha

La Cuisine International

 

Las miradas de los estudios de arquitectura más famosos y reconocidos del mundo parecen estarse volcando a Ecuador. El país suramericano se ha convertido en la nueva Meca para diseñadores y arquitectos quienes han empezado a hacer tangibles sus obras en su capital, Quito.

La capital ecuatoriana que en 2013 empezó un proceso de reubicación, es un compendio de estilos arquitectónicos únicos. En ella se puede ver interesantes tanto ejemplos del modernismo latinoamericano, y el brutalismo como la prefabricación contemporánea que data de la década de 1970. No obstante, la primera estructura diseñada por Starchitect se levantó solo en 2017 y desde entonces la ciudad ha comenzado a verse salpicadas por torres que conjugan el nuevo concepto de arquitectura verde con la modernidad.

Haciendo un vuelo rasante por estudios y nombres que forman parte de este boom podemos mencionar al ganador del Premio Pritzker Jean Nouvel, Moshe Safdie y Carlos Zapata quienes tienen proyectos actualmente en construcción en Quito. En este sentido, quien no se queda atrás en esta carrera, es el estudio escandinavo BIG, el cual ya ha presentado su segundo proyecto para la capital de Ecuador: la torre EPIQ, un edificio de uso mixto desarrollada en colaboración con Uribe & Schwarzkopf de Quito, que consta de dos bloques curvos cubiertos con revestimiento de espiga y vegetación.

 

La Cuisine International

 

Quito la próxima frontera de la arquitectura

Pero este desfile de talentos internacionales en Quito no se gestó por azar. La empresa de desarrollos arquitectónicos Uribe & Schwarzkopf, con sede en la capital ecuatoriana, se puso a la tarea de reclutar arquitectos de fama mundial con una propuesta simple: «¿por qué no aquí?».

La compañía formada por dos generaciones de arquitectos entendió que la visión innovadora de talentos foráneos podría sumar más atractivos a sus proyectos, y por supuesto, más encanto a una ciudad pujante por crecer. Así pues, la primera torre de su firma diseñada por extranjeros surgió en un vecindario bohemio y cada vez más rico. Los desarrolladores pidieron a Arquitectónica, una firma con sede en Miami, que diseñara el edificio residencial Yoo Quito de 22 pisos.

El estudio contó para este proyecto con la participación del diseñador francés Philippe Starck quien creó los interiores. Yoo Quito es pues un edificio único, cuya terraza parece estar flotando sobre una nube de paneles de aluminio ondulados que oculta los sistemas mecánicos necesarios del edificio. En la planta baja de éste hay un comercio minorista que permite que al público involucrarse con el edificio, lo cual es muy novedoso en una ciudad donde la mayoría de las residencias privadas tienen una barrera de entrada.

 

La Cuisine International

 

De esta torre en adelante todo parece ser historia. Ahora proyectos como la «ciudad vertical», que propone BIG con su torre de 24 pisos EPIQ, darán un toque más cosmopolita a Quito. Esta construcción en la que se mezcla lo residencial, con lo comercial y oficinas, en una parcela en el vecindario Parque La Carolina de la ciudad, ha basado sus detalles en la Ciudad Vieja, la cual es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Por su parte, Safdie Architects, el estudio de Moshe Safdie propuesto hacer, en una pequeña parcela en la esquina a lo largo de la avenida Portugal, de la capital ecuatoriana, una torre residencial de 24 pisos constituida por volúmenes que entran y salen a través de balcones y voladizos. La torre Qorner, que tendrá fachada y techo verde poblados con plantas indígenas, que se terminará de construir en 2020, será el edificio más alto de Quito.

Y la cereza del pastel no es otra que la propuesta del arquitecto francés Jean Nouvel: Aquarela. El proyecto de 136.580 metros cuadrados comprenderá nueve bloques residenciales envueltos por balcones curvos cubiertos de piedra. Estos poseerán jardines rocosos para dar a cada residente una conexión con el exterior.  Y por si fuera poco, los bloques residenciales que integrarán este complejo -que estará ubicado en Cumbayá, zona rural al este de la capital ecuatoriana- tendrá acceso a su propia piscina en la azotea y a varios ascensores para que cada residente solo comparta su acceso al ascensor con otro inquilino.

Así pues, si bien en Colombia compiten por hacer el rascacielos más alto, Ecuador parece ser el terreno en los que los talentos más relevantes del momento verán florecer sus propuestas arquitectónicas.

Más
articulos

Permítanos inspirarle

NEWSLETTER

Sea el primero en conocer nuevos productos, ofertas especiales y mucho más

Tu privacidad está protegida

Let us inspire you

NEWSLETTER

Be the first to know about new products, special offers and much more

Your privacy is protected