BIM o la arquitectura en tiempos del software

Fecha

 

BIM son las siglas de Building Information Modeling, un nuevo programa que marca una nueva era de la construcción. Explican los expertos en el tema que, mientras que AutoCAD utiliza sólo geometría en 2D o 3D sin diferenciar los elementos, con BIM el arquitecto puede utilizar bibliotecas de objetos inteligentes y paramétricos, interpreta el entorno y almacena esa información para su uso posterior.

Así pues, BIM no solo le ahorra al arquitecto tiempo y trabajo, sino que además permite laborar sobre el mismo proyecto, a los diferentes profesionales que intervienen en una construcción. Esto significa que el software facilita la interacción de alto nivel entre colaboradores, asociados o colegas, al permitir compartir contenidos específicos de cada especialidad en el mismo modelo.

No por nada, los profesionales del área afirman que esta tecnología representa la más grande revolución desde que en los 80 entró en escena el AutoCAD.

 

 

Un gran ejemplo

Gracias a BIM toda la información que un arquitecto requiere se puede tener en un único modelo: planos, infografías, vídeos, mediciones, el modelo para cálculo estructural y de instalaciones, planificación… etc., ya que se genera lo que en AutoCAD llamaron hace 30 años, el “Edificio Virtual”. Sin embargo, los conocedores del tema aseguran que de éste los arquitectos y diseñadores actuales solo emplean solo una fracción de su potencial.

De hecho, muchos ven a este software simplemente como el último medio para documentar el diseño. No obstante, recientemente la firma de arquitectura japonesa Nikken Sekkei ha demostrado que cuando se le explota en toda su capacidad, BIM es el mejor aliado que se puede tener.

Prueba de ello es el diseño para la Escuela de Música Toho Gakuen que hizo esta firma, la cual es, sin duda, un gran ejemplo de un proceso altamente eficiente e inteligente. Valiéndose de esta novedosa herramienta, Nikken Sekkei creó un espacio abierto lleno de luz y pudieron, incluso, maximizar el número de salas de ensayo a prueba de sonido.

La firma de arquitectos que se enfrentó al reto de contar con sitio restringido en los suburbios de Tokio, gracias a que el software permite utilizar herramientas de análisis ambiental, crearon una construcción ideal. Escuela de Música Toho Gakuen es pues una combinación cubos de concreto multinivel, separados por bolsas verticales de espacio abierto que perforan las placas del piso del edificio hasta el suelo, lo que les permitió aprovechar el espacio perfectamente.

Uno de los aporte de este enfoque de Nikken Sekkei es el descubrir que BIM permite desarrollar el proceso arquitectónico con la mentalidad de un diseñador. Así pues, el uso de esta tecnología empieza a empujar la práctica de la arquitectura hacia nuevos territorios que nos beneficiaran a todos en el futuro.

Más
articulos

Let us inspire you

NEWSLETTER

Be the first to know about new products, special offers and much more

Your privacy is protected

Permítanos inspirarle

NEWSLETTER

Sea el primero en conocer nuevos productos, ofertas especiales y mucho más

Tu privacidad está protegida