4 ejemplos del retorno triunfal la Terracota a la arquitectura

Fecha

La Cuisine International

 

Terracota es una palabra italiana (terra cotta) cuyo significado es ‘tierra cocida’. Creada al cocer arcilla en hornos especiales a altas temperaturas, este noble material se inventó inicialmente para los trabajos de cerámica y escultura. No obstante, los artesanos pronto se dieron cuenta de su potencial como un producto de construcción y comenzaron a producir a partir de ella ladrillos, revestimientos y tejas.

Usada desde tiempos antiguos en construcciones, los ladrillos de terracota son parte integral de emblemáticas estructuras como la gran Muralla China, el Haghia Sophia o la cúpula de la Catedral de Florencia, por solo nombrar algunas. Así pues, su utilización en la arquitectura moderna es un revival que cuenta con procesos adicionales que la hacen más resistente y colorida. No en vano, los arquitectos inclinados por lo verde ven en la terracota un material ideal para fachadas de edificaciones públicas ya que no requiere mantenimiento, es ecológico, económico y ofrece gran potencial en posibilidades de diseño.

Dicho esto hemos querido una lista de 4 buenos ejemplos del uso en la arquitectura moderna.

 

La cortina de Nembro. La actual biblioteca de Nembro, en la provincia de Bérgamo, región de Lombardía (Italia) fue antes una escuela primaria construida en 1875. El ayuntamiento en pos de la conservación del edificio abandonado por años, encomendó la misión de su rescate a Archea Associati a quienes se le ocurrió la idea hacer un nuevo edificio que simulase una «estantería” de tres pisos de metal, con grandes extensiones de acristalamiento sombreadas por una pantalla de «libros de terracota».

La tarea de elaborar dichos libros estuvo en manos de la empresa Sannini, la cual ha suministrado insumos de terracota a esta región por más de un siglo. Un detalle interesante de esta bellísima edificación, es que cada una de las placas –cuyo conjunto actúan como una cortina que distribuye en el interior de la edificación tanto la luz como la sombra-, tiene marcada en su parte interna el nombre de su ciudad: Nembro.

 

La Cuisine International

 

Terra Cotta Studio. El estudio EspacioTropical, diseñó el taller del eminente artista Le Duc Ha, el cual proyectó como un edificio en forma de cubo con dimensiones de 7m x 7m x 7m. La estructura que recuerda a los lugareños el tradicional horno vietanamita, está hecho con ladrillos de terracota maciza, que se colocaron intercalados creando agujeros ventilación. En su parte interna el estudio está rodeando un andamio de marco de bambú utilizado para el secado de productos cerámicos.

El estudio tiene dos pisos. En la planta baja, hay una mesa giratoria donde trabaja el artista. En el segundo piso las personas pueden ver muchos espacios diferentes dentro y fuera del estudio, así como observar al artista trabajar a través de una ventana circular en el centro del mismo.

 

La Cuisine International

 

Baguettes de terracota. Perkins + Will son los responsable de la creación de la Biblioteca del Distrito de Albion, en Toronto, Canadá. En un entorno lleno de concreto y asfalto, estos arquitectos decidieron revestir la biblioteca con baguettes de terracota, fabricadas por NBK Architectural Terracotta.

Pero en lugar de usar la terracota en su aspecto natural, optaron por revestirlas con esmaltes de colores brillantes que, además de darle un aspecto divertido, hacen a las barras resistentes al agua, a la decoloración, a los arañazos y hasta a los graffitis. Adicionalmente, Perkins + Will colocaron en este edificio una pantalla de lluvia de baguettes glaseadas, sujetas a una capa de barras sin esmaltar, con tablas de aislamiento intercaladas entre ellas.

 

La Cuisine International

 

Terracota de sistema patentado. Sin duda el uso de terracota en edificios públicos es una tendencia. Nuestro último ejemplo de su uso es el Kindergarten Forfatterhuset, el cual está en un barrio histórico de Copenhague, Dinamarca. Este jardín de niños, que está rodeado de edificios antiguos de ladrillo, pone un toque de modernidad al lugar. Para ello, arquitectos del estudio COBE, idearon un proyecto que, respetando las características de la zona- diera la idea de una aldea de «casas» de ladrillo curvas. Así que, de manera muy ingeniosa usaron laminillas de terracota verticales para envolver los alrededores de la escuela, los patios de recreo y techos verdes.

Un punto a destacar de esta construcción es que las laminillas fueron fabricadas a medida por Creaton. Esta empresa utiliza un método propio patentado llamado KERALIS, el cual expone la terracota a temperaturas extremas (2.200 grados Fahrenheit), para darle un acabado de resistencia extraordinariamente alta e impermeable. Los arquitectos también trabajaron codo a codo con los ingenieros de Saint-Gobain para desarrollar una subestructura flexible, capaz de soportar las laminillas mientras se ajustaba a los edificios curvos de aspecto único.

Así pues, si bien la imaginación es ilimitada, al parecer la tecnología voltea al pasado para mejorar los inventos de los primeros hombres.

Más
articulos

Let us inspire you

NEWSLETTER

Be the first to know about new products, special offers and much more

Your privacy is protected

Permítanos inspirarle

NEWSLETTER

Sea el primero en conocer nuevos productos, ofertas especiales y mucho más

Tu privacidad está protegida