Cómo cuidar de la campana extractora en 4 pasos

Fecha

 

Bellas y sumamente útiles, las campanas extractoras necesitan de cuidados específicos, pero sencillos para que su funcionamiento sea el óptimo. Estos aparatos que libran el ambiente de la cocina de humos y malos olores necesitan de un constante mantenimiento, es por eso que hemos preparado un programa de 4 pasos para guiarle en este.

 

No obstante, es importante que, antes emprender cualquier tipo de limpieza en su extractor de cocina, le eche un ojo al manual de uso con el que vino el aparato para verificar que sí y que no puede limpiar con productos y detergentes -comerciales o caseros-, y ver, además, cualquier recomendación que el fabricante haga a ese respecto.

 

Asimismo, vale recordar que el mantenimiento constante es la clave para alargar la vida útil de nuestros electrodomésticos. En el caso de la campana extractora este consejo vale por dos, pues al dejar que la grasa y desechos se acumulen en el filtro,  lentamente su efectividad comenzará a disminuir.

 

Dicho esto, entremos en materia.

 

4 pasos para dejar su campana extractora como nueva

 

Paso 1. Desenchufe el extractor

Siempre que se limpian aparatos con componentes eléctricos este debe ser el paso de inicio. Al hacerlo usted podrá, no solo aprovechar de limpiar el cable (algo que muchos olvidan), sino que incluso puede verificar su estado.

 

Paso 2. Localice y retire el filtro metálico

Si no sabe dónde está exactamente, vaya hasta el manual del aparato. El fabricante le indicará, la manera correcta de extraerlo.

 

Estos filtros de grasa son rectangulares y como una malla metálica que tiene ciertas palancas de enganche. Por lo general suelen estar ubicados en la parte inferior de la campana extractora.

 

Una vez hallado el filtro, desengánchelo y extráigalo con cuidado. Si tiene tiempo sin limpiar el aparato, necesitará aplicar un poco de fuerza para despegarlo. En ese caso no desespere. Pase cuidadosamente un cuchillo de mantequilla alrededor del borde del filtro y verá que saldrá sin problemas.

 

Paso 3. Lave el filtro

Por regla general la mayoría de las marcas han hecho filtros que pueden ser fácilmente lavados en su lavavajillas. Si es así, le aconsejamos que elija un ciclo largo o de alta temperatura para que su filtro quede bien limpio.

 

Para saber si el filtro de grasa de su extractor puede ser lavado en el lavavajillas debe consultar el manual del aparato.

© Foto cleanipedia

 

En caso de que no pueda  ser lavado de esta manera, le aconsejamos hacerlo con una mezcla de agua caliente, bicarbonato de sodio y jabón desengrasante, siguiendo este procedimiento:

 

  • Prepare un recipiente plano (una bandeja profunda o incluso la ponchera de su lavaplatos).
  • Ponga el filtro en ese recipiente y llénelo con agua muy caliente. Para que la limpieza sea efectiva el filtro debe poder sumergirse por completo. Tenga cuidado de no quemarse.
  • Una vez que el filtro esté en el agua caliente, agregue primero bicarbonato de sodio y luego jabón desengrasante (o detergente para platos) sobre el filtro y deje en remojo por 25 minutos. Esta combinación de ingredientes es una solución de limpieza no tóxica que desintegra la grasa de manera rápida y efectiva.
  • Una vez frío revise el filtro y verifique si necesita una sesión adicional de limpieza. En ese caso, repita el procedimiento pero solo déjelo por 15 minutos más en la mezcla. Si luego de eso queda algo de grasa puede quitarlo con un cepillo de cerdas suaves o una esponja no abrasiva pues luego del reposo en esta mezcla el sucio saldrá fácilmente.
  • Cuando esté limpio el filtro deje que se seque bien (1 hora al aire libre es suficiente) y luego, cuando todo el resto del sistema de la campana esté limpio, vuelva a colocarlo cerciorándose que esté bien ajustado.

 

Paso #4. Limpie el resto de la campana

Una vez limpio el filtro el resto es pan comido. Puede usar la misma mezcla de limpieza antes mencionada para eliminar la grasa del resto de la campana extractora, léase las aspas del ventilador dentro de la unidad y toda la parte externa del equipo.

 

Como recomendación final, le reiteramos la necesidad de hacer mantenimiento del filtro de grasa de manera frecuente, sobre todo si cocina constantemente. La limpieza regular hará que su campana extractora funcione de manera mucho más eficiente y disminuirá en gran medida los riesgos que la acumulación de grasa constituye para la salud y la seguridad de su cocina.

Más
articulos

Let us inspire you

NEWSLETTER

Be the first to know about new products, special offers and much more

Your privacy is protected

Permítanos inspirarle

NEWSLETTER

Sea el primero en conocer nuevos productos, ofertas especiales y mucho más

Tu privacidad está protegida

Permítanos inspirarle

Sea el primero en conocer nuevos productos, ofertas especiales y mucho más...

DO YOU WANT MORE INFORMATION ABOUT OUR PRODUCT LINE?

Fill out our form and you will be contacted by one of our advisors

¿DESEA MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA LÍNEA DE PRODUCTOS?

Diligencie nuestro formulario y será contactando por uno de nuestros asesores