¿Pueden nuestras casas estar enfermas?

Fecha

 

La respuesta a esta interrogante -que puede ser tomada a broma o como algo “esotérico”- es: sí, las casas pueden enfermarse. Y es que, aunque pensamos que el lugar en el que habitamos es solo algo material, lo cierto es que éste refleja mucho de lo que somos y hasta cómo nos sentimos. Dicho en pocas palabras, nuestra casa es una tarjeta de presentación que le habla al mundo y al mismo tiempo una esponja que absorbe todo lo que le transmitimos.

En un artículo reciente, sobre la decoración emocional, hablábamos de toda la carga que se le imprime a un espacio al llenarlo de nuestros valores sentimentales: recuerdos, premios, herencias, etc. Según el abordaje de la célebre decoradora inglesa Ilse Crawford, los objetos (cuadros, libros, pinturas, fotos, etc.) que tenemos en nuestras casas generan emociones y por lo tanto hay que saber jugar con ellos para que éstas sean placenteras y creen espacios armónicos.

Siendo así, las casas al ser una prolongación de lo que somos, al igual que quienes las habitan, pueden pues enfermarse. El desorden, la falta de limpieza, la poca ventilación, la escasa iluminación, son todos factores que influyen en su “salud”; y, hasta en la nuestra.

Y usted se preguntará, ¿cómo puede afectarle a usted la enfermedad de su casa? Sencillo: como una epidemia. El primer síntoma es el mal humor, que se genera de la mezcla de todos o de uno de los factores anteriormente mencionados. De hecho, la psicología ambiental afirma que cuando vivimos en un ambiente caótico, este favorecerá al estrés y generará efectos tanto físicos como psicológicos.

 

 

Usted puede sanar su casa

Acá compartiremos 6 reglas basadas en algunas de las recomendaciones que Marie Kondo hace en su libro “La Magia del Orden” y que le ayudarán a mantener sana su casa.

No. 1. Orden, orden, orden. Esto no se trata de convertirse en un maniaco compulsivo; es simplemente tratar de crear una estrategia bajo la premisa de “cada cosa en su lugar”. Vivir en un entorno organizado facilitará mucho nuestro día a día, porque nos permite aprovechar y optimizar mejor nuestro tiempo. Solo piense en el tiempo (y la frustración) que le ahorra tener en un lugar preciso las llaves (carro y casa), los paños y utensilios de limpieza, los zapatos, la ropa sucia, la correa del perro, etc.

Sobre este particular, la autora japonesa explica que cuando se ponen las cosas en orden también ponemos el pasado en orden. Es algo así como reajustarlo todo, “cerrar capítulos” y seguir hacia adelante.

No. 2. Liberar, vaciar, soltar. Usted puede ponerle el nombre que prefiera, pero el punto es básicamente abrirle espacio a lo nuevo deshaciéndose de lo viejo, e inservible. En la actualidad hay muchos programas de televisión que tratan el problema de los acumuladores compulsivos. Y si se da una vuelta por alguno de esos espacios podrá ver lo triste que son sus vidas.

 

 

El guardar para más tarde, o “por si acaso”, denota una mezcla de pesimismo con inseguridad. Es aquí cuando entra en escena la aplicación de la tan de moda “Ley del vacío”. La “ley del vacío” o “La ley de los espacios vacíos” señala que “todo aquello que se desocupa tiende a llenarse. Todo aquello de lo que nos desprendemos tiende a ser sustituido por otra cosa”.

A este respecto, Marie Kondo dice que cuando nos aferramos a un objeto, en realidad nos estamos aferrando el pasado y por tanto limitamos la oportunidad de crecer y avanzar. Así que ¡fuera lo viejo, para que entre lo nuevo!

No.3. El cambio es vida. Esta recomendación va en la línea con lo anterior. Lo que en dos platos no es más que renovarse. Una forma de hacerlo es redecorar y para ello no tiene que gastar una fortuna.

Con solo reorganiza los espacios, redistribuir los muebles o pintar las paredes, es suficiente. Sobre esto último (pintar) recuerde que los tonos fríos son mejores para los dormitorios y los más enérgicos para las zonas comunes o con más movimiento.

No. 4. Deje que reine el olor a limpio. Y no hablamos de ambientadores o de usar productos con olor a hospital. La limpieza, hasta cuando se hace con agua y jabón simple deja su estela. Pero si es de los que aman las fragancias, pues escoja un perfume especial.

 

 

 Recuerde que los olores nos conectan con las emociones y los recuerdos. Priorice entonces los placenteros, los positivos. Los olores agradables mejoran el estado de ánimo y propician la armonía. Si este es su deseo, asegúrese de seleccionar inciensos o ambientadores sin químicos.

No. 5. Dele valor a las ventanas. Las ventanas son sus mejores amigas. Muchas personas casi que se mantienen envasados al vacío en sus casas porque, o bien hace calor o entra polvo.

Abrir las ventanas y dejar que el aire circule a le dará nueva vida a su hogar. Esto también aplica para la luz. La luz natural es única y libera los espacios de energías negativas como dicen las abuelitas.

No. 6. De prioridad a la alegría. Algo interesante que propone Marie Kondo es dejar a un lado el criterio del uso o función, para darle prioridad al cómo un objeto nos hace sentir. Esto no es sencillo, sobre todo cuando se trata de algo regalado por alguien especial o una herencia familiar.

No obstante, si estos objetos nos producen melancolía, o tristeza, es mejor donarlos para que otros los puedan aprovechar desprovistos de esa carga emocional que le imprimimos. Conserve pues todo aquello que le robe una sonrisa, pues al mirarlos de reojo lo positivo se hará presente y el espacio se inundará con esa energía.

Como verá una casa enferma es solo producto de la dejadez. Así que anímese y ponga manos a la obra.

Más
articulos

Let us inspire you

NEWSLETTER

Be the first to know about new products, special offers and much more

Your privacy is protected

Permítanos inspirarle

NEWSLETTER

Sea el primero en conocer nuevos productos, ofertas especiales y mucho más

Tu privacidad está protegida

Permítanos inspirarle

Sea el primero en conocer nuevos productos, ofertas especiales y mucho más...

DO YOU WANT MORE INFORMATION ABOUT OUR PRODUCT LINE?

Fill out our form and you will be contacted by one of our advisors

¿DESEA MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA LÍNEA DE PRODUCTOS?

Diligencie nuestro formulario y será contactando por uno de nuestros asesores