Múnich mira a las alturas

 

La ciudad de Múnich se enfrenta a un desafío de altura. Se trata de la discusión que se plantea en torno a la discusión de dos nuevos rascacielos como parte del proyecto de modernización del complejo de la oficina postal de la ciudad.

Se trata de un proyecto urbanístico que podría resolver los reclamos de nuevas viviendas y centros de recreación, con una solución moderna que encausaría a la ciudad a nuevos espacios de convivencia social con la tecnología de último nivel que se espera de una ciudad como Múnich.

El Paketpost Areal es un inmenso edificio construido en la década de 1960, dedicado a la recepción y distribución de paquetes de correo que ahora tendrá una nueva vida gracias al proyecto desarrollado por el estudio suizo Herzog & de Meuron. Apartando la envergadura del proyecto, este se presenta en medio de una polémica que parecía dormida: en 2004 fue emitida en Múnich, una legislación que prohibía la construcción de edificaciones superiores a los 100 metros de altura como una medida de protección de las vistas de la ciudad y el nuevo Paketpost incluye dos torres rascacielos de 155 metros de altura. Esto quiere decir que se reinicia una discusión que enfrenta a los más tradicionalistas, contra aquellos que desean que su ciudad abrigue construcciones de gran altura como la mayoría de las capitales modernas del mundo.

 

 

Un nuevo coloso

El edificio del Paketpost fue diseñado durante los años 60 por los arquitectos Rudolf Rosenfeld, Herbert Zettel, Ulrich Finsterwalder y Helmut Bomhard. En su tiempo fue considerado como una obra maestra de la arquitectura industrial y una de las construcciones de hormigón más importantes del mundo.

La que hasta ahora sigue siendo la sede del correo, ocupa un espacio de 19.000 metros cuadrados y posee un impresionante techo curvo que es el corazón del nuevo proyecto. Esta hermosa forma ha servido de inspiración para las nuevas torres que serán construidas como parte del desarrollo urbanístico.

La nueva cara del Paketpost incluirá al edificio original que, luego de ser desocupado, se convertirá en un inmenso centro de convenciones que podrá alojar a más de 5.000 personas en un espacio completamente abierto. Además, el techo actual, servirá de cobijo a mercados, conciertos, exposiciones y todo tipo de actividades culturales, deportivas y sociales.

Flanqueando el nuevo salón del Paketpost, se erigirán las dos polémicas y altísimas torres. Estas están diseñadas como un par de bóvedas convexas -en homenaje al salón- que en sus pisos más bajos alojarán oficinas y locales comerciales, y los pisos superiores serán ocupadas por hoteles y residencias.

Alrededor de este complejo se desarrollarán una serie de edificios de patio de hasta seis pisos de altura de carácter residencial y comercial.  Aunque estas contrastarán con la gran altura de las torres, servirán para cerrar el complejo que seguramente se convertirá en un punto de vida vibrante dentro de Múnich, no sólo por sus magnitudes, sino por la envidiable ubicación: a la entrada de la ciudad y bastante cerca de las vías del ferrocarril y de su estación principal.

Expertos en gigantes

La curva del techo del Paketpost puede albergar cuatro campos de fútbol, lo que puede dar una idea más clara de la proporción de este proyecto que no podía quedar en manos de cualquier estudio. Es por esta razón que el inversionista y desarrollador de proyectos, Ralf Büschl, encomendó la tarea del desarrollo del Plan Maestro del proyecto urbanístico al estudio suizo Herzog & de Meuron. Estos son conocidos por construcciones de gran talla como el Tate Modern de Londres o el Elbphilharmonie en Hamburgo y quienes en la propia Múnich han desarrollado exitosos proyectos como el estadio de fútbol en Freimann y la galería comercial «FünfHöfe», en el centro de la ciudad.

Para los tradicionalistas, el proyecto puede significar un problema debido a la altura de las torres y cómo esto puede afectar la panorámica de la ciudad. Sin embargo, los recientes sondeos en los habitantes de la zona arrojan resultados muy positivos sobre la aceptación de una construcción que cambiaría totalmente la imagen de Múnich lanzándola a la modernidad.

2019-09-11T20:48:56-05:00septiembre 11th, 2019|Diseño y Tendencias, Innovación, Noticias|
>