Mantenimiento del lavavajillas en 4 pasos

Date

Fecha

 

Aunque no lo parezca y usted no lo crea, su lavavajillas necesita mantenimiento. La razón de esto es simple. La grasa y algunos de los residuos que se quedan en la vajilla, suelen atascarse en el desagüe o en la parte inferior del aparato, lo que a la larga puede causar que su equipo deje de funcionar correctamente.

 

La única manera de prolongar la vida útil de sus electrodomésticos es el mantenimiento. Por eso hoy vamos a compartir con usted 4 sencillos pasos que le van a ayudar a que su lavavajilla esté tan reluciente como los platos, vasos y cubiertos que lava.

 

El paso a paso de la limpieza

 

Para realizar los siguientes procedimiento tenga a mano: guantes de limpieza (guantes de goma), vinagre, bicarbonato y un pañito algodón o esponja .

 

Paso 1. Limpie por fuera. La puerta del lavavajillas suele impregnarse de grasa, por lo que le recomendamos usar un limpiador de grasa o como solemos recomendar, usar la mezcla de agua, bicarbonato de sodio y vinagre colocarlo en un rociador. Esto le ayudará para quitar la grasa con ayuda de una esponja. Luego de esto, no olvide secar con un paño.

 

La limpieza de la puerta no termina allí. La goma del equipo y los laterales suelen acumular sucio. Esto puede limpiarse fácilmente con agua caliente y cepillo o simplemente con la mezcla anteriormente descrita y una esponja que le ayude a desincrustar los restos de grasa.

 

Un paso importante es el secado. Limpie y seque SIEMPRE.

 

Paso 2. Limpiar el interior. Esto debería hacerse luego de cada lavada y después de que el equipo esté frío. Pero suele olvidarse y es lo que hace que, de pronto, sus cubiertos o platos no estén tan limpios como debieran.

 

El porqué: el sucio o residuos acumulados en el piso del aparato juegan con el agua y el jabón dejando una película de sucio estampada en lo que se introduce en el aparato. Entonces la solución es, primero dejar el aparato libre de accesorios y limpiar el piso y de la zona del filtro y verificar que los brazos aspersores no estén obstruidos.

En este paso hay dos cosas importantes a limpiar: el filtro y el desagüe. Pero antes de ponerse a “inventar” o intentar mover piezas DEBE consultar el manual de uso del aparato. Allí siempre hay recomendaciones importantes de mantenimiento que debe tomar en cuenta.

 

Siguiendo dichas instrucciones, quite de ambos, límpielos de cualquier cosa que obstruya su correcto funcionamiento: resto de jabón, grasa, restos de comida. En estos se puede encontrar cosas sorprendentes, pero lo importante es que estén libres para hacer su trabajo. Nuevamente le recordamos el uso de guantes y de la combinación de agua, bicarbonato y vinagre para la limpieza de ambas partes.

 

Paso 3. Los accesorios. Quite con cuidado las bandejas y el porta cubiertos. Límpielos con un cepillo de dientes viejo, y la mezcla antes recomendada y al finalizar seque.

 

Paso 4. Limpieza final. Introduzca los accesorios nuevamente. Primero la bandeja o estante superior. En esta ponga una taza de vidrio llena con agua y vinagre. Y luego, antes de introducir la bandeja inferior, espolvoree con bicarbonato el piso del lavavajillas.

 

Programe un ciclo corto de lavado con la temperatura máxima posible. El vinagre mezclado con el agua caliente va a desinfectar todo y va a sacar la grasa y la suciedad que haya quedado. El bicarbonato, por su parte, va a ayudar a refrescar el olor del lavavajillas y a sacar cualquier mancha.

 

Como verá, son 4 pasos sencillos que puede bien hacer un domingo para que cada lunes tenga un lavavajillas casi nuevo

Más
articulos

Let us inspire you

NEWSLETTER

Be the first to know about new products, special offers and much more

Your privacy is protected

Permítanos inspirarle

NEWSLETTER

Sea el primero en conocer nuevos productos, ofertas especiales y mucho más

Tu privacidad está protegida