Los cinco pilares de la arquitectura en 2019

 

Los pilares sobre los que se erige la arquitectura este 2019, y probablemente en los años siguientes, apuntan a construcciones sostenibles, minimalistas, amigables con el medioambiente y, siempre, hermosas.

La tecnología invadirá los espacios internos de las construcciones, para tener como resultado viviendas inteligentes que se adapten a las necesidades de las nuevas generaciones. Se trata de la evolución de la arquitectura, que se humaniza cada vez más al responder con más detalle a los requerimientos de los usuarios.

Los proveedores de materiales tendrán que reinventarse de ahora en adelante para ofrecer unos que sean naturales, con menor impacto ambiental, menor costo de instalación, mantenimiento y un tiempo de reposición mayor. Así las cosas, a continuación, los 5 pilares que sostendrán a la arquitectura el resto de este año.

1. Millenials a la casa

Las nuevas viviendas serán construidas especialmente para los millenials. Este exigente segmento que ya está en edad para dejar de vivir con sus padres, busca unas residencias con características muy particulares.

Los millenials necesitan casas de un tamaño mínimamente necesario, pero lo suficientemente versátiles como para cambiar la disposición y uso de los espacios internos. Estas deben tener un lugar diseñado para trabajar -ya que el teletrabajo se impone cada vez más-, con mínimos requerimientos de limpieza y mantenimiento y con todas las facilidades al alcance de su bicicleta.

2. Buena vibra

Las fuentes de energía de las obras arquitectónicas desarrolladas en 2019 se caracterizarán en su mayoría por ser no contaminantes y preferiblemente, auto sustentables. La energía solar y la biomasa además del aprovechamiento de los recursos naturales del entorno para obtener mayor iluminación o calor son prioridades en la proyección actual.

Las passivehouse entonces, serán las más cotizadas, extendiéndose la influencia e importancia de esta certificación en todo el mundo.

 

 

3. Todo en uno

Los espacios integrados son una tendencia que toma cuerpo porque esto le permite al usuario marcar sus propias fronteras en el uso de sus espacios, o dominarlos todos, sin tener que moverse mucho. Así cocinas abiertas que se integran con el comedor o la sala o loft que integran en el mismo espacio todas las funciones del apartamento son bastante atractivas.

El secreto entonces ya queda en las manos del diseñador de interiores, quien tendrá el reto de marcar sutiles fronteras con objetos funcionales que le permitan a ese consumidor millenial cambiarlo todo de un momento a otro, manteniendo el aire de sofisticación con que fue pensado el lugar.

4. Los nuevos protagonistas

En las nuevas viviendas los nuevos protagonistas son la cocina y el baño. Ambos espacios reclaman un mayor tamaño y un diseño mucho más funcional y sofisticado.

Las cocinas, con la integración de la domótica, se convierten en un centro de operaciones que incluso de manera remota pueden mantener el hogar a flote y al mismo tiempo, los electrodomésticos con diseños atrevidos y elegantes necesitan ser presumidos. Así las reuniones sociales girarán en torno a los fogones, por lo que el espacio, la iluminación y la decoración de la cocina se hace más valiosa.

El baño, es otra cosa. Los usuarios están cada vez más conscientes de sus necesidades de descanso, relajación y acicalamiento, por lo que los baños mutan a pequeños spas en donde las personas querrán permanecer por más tiempo. Duchas con masajes, buena iluminación, control de la temperatura, una decoración cálida y relajante y un mayor espacio de almacenamiento, harán que les sea dedicado mucho más tiempo en la proyección y el diseño.

5. Revestimientos y estampados

Las empresas de pinturas hace rato están en problemas y esto se evidenciará en las nuevas construcciones. En la dirección de la sustentabilidad y la sostenibilidad, el uso de materiales verdaderamente duraderos y de muy larga reposición es una de las tendencias más firmes en la arquitectura.

Los revestimientos para exteriores y los laminados para paredes y pisos son sin duda el gran estandarte del 2019. Esto se complementa con el estilo industrial que se inclina hacia un minimalismo, pero con la presencia de fibras naturales y metales. Así los vinilos que asemejan madera o cemento pulido son una gran opción no sólo para las nuevas obras sino para la remodelación y modernización de las edificaciones existentes.

2019-05-20T18:39:50-04:00mayo 23rd, 2019|Diseño y Tendencias|
>