Díganos qué tipo de cocina tiene y le diremos cómo hacerla cómoda y funcional

Fecha

© Jonathan Sabbadini

 

Cada tipo cocina tiene su pros y sus contras sin importar la distribución que tenga. Es por ello que hemos preparado este artículo destinado a ofrecerle tips para que saque provecho a lo que tiene con inteligencia e ingenio.

 

Lo primero que debe tomar en cuenta es que, en cualquiera de las 5 distribuciones clásicas de la cocina (léase lineal, en U, en L, en paralelo o con isla central) lo importante es el triángulo de trabajo. Es decir, la zona que une los tres puntos fundamentales en este espacio del hogar: el refrigerador, el fregadero y la zona de cocción.

 

En este sentido, los expertos dicen que para que este triángulo sea eficiente, la dimensión de cada uno de sus lados tiene que oscilar entre 1,2 y 2,5 m. Esto quiere decir que las distancias no pueden ser ni muy grandes, ni muy pequeñas, pues en ambos casos el trabajo en la cocina se hace difícil y estresante, cosa que, por supuesto, nadie quiere.

 

Entonces, prepárese para tomar datos de estos tips que a continuación damos para hacer que cualquier tipo de cocina que tenga sea un espacio cómodo y funcional.

 

© Nolte Kuechen

 

Cocinas lineales o en paralelo

Estas son las distribuciones habituales cuando el espacio es pequeño. En el primer caso, el triángulo de trabajo se convierte en lineal. En la segunda este le ofrece la ventaja de darse la vuelta y encontrarse con cualquiera de los elementos fundamentales para cocinar.

 

Usualmente ambas cocinas tienen en común el tener poco espacio de encimera y reducida distancia entre la estufa y el fregadero. Sin embargo, las dos pueden convertirse en funcionales y cómodas si:

  1. Se libera las encimeras de electrodomésticos convirtiéndolas en áreas solo de trabajo.
  2. Se instala una mesa en el centro a modo de isla en el caso de la cocina lineal (frente a la estufa es la mejor posición) o al final de esta, en el caso de la distribución en paralelo.
  3. En ambas cocinas se puede considerar la posibilidad de colocar barras de acero en la pared, ganchos y repisas que sirvan para usar los electrodomésticos y los utensilios como parte de la decoración.

 

De esta manera creará, en cualquiera de las dos, un ambiente agradable que invitará a compartir y disfrutar de lo que se esté elaborando.

 

 

© Nexdom.racc

 

Cocinas en U o en L

Ambas distribuciones son sumamente cómodas y muy funcionales. La cocina en L es la clásica de concepto abierto que pone el refrigerador y fregadero en uno de los lados, y la estufa en el otro, lo que permite jugar con las encimeras y colocar en ellas electrodomésticos de uso diario.

 

La distribución en U también suele ser usada en cocinas de concepto abierto y en algunos casos son la solución en apartamentos pequeños, porque se puede colocar, en uno de sus lados, sobre los estantes inferiores, una barra de desayuno que ayuda a integrarla al área del comedor.

 

¿Cómo optimizar ambas distribuciones?

  1. Como consejo principal para ambas es el apostar por los electrodomésticos integrables. Esto no solo homogeneizará los espacios y hará que la integración que propone el concepto abierto sea más sutil, sino que además liberará las encimeras para que pueda trabajar en ellas.
  2. En la cocina en formas de L deben aprovecharse al máximo los rincones, ya sea con estantes especiales esquineros o aprovechar ese vértice sobre la encimera para colocar decoración o un electrodoméstico que encaje bien allí.
  3. Al igual que a las cocinas lineales, a las de tipo L, es muy buena idea sumarle una mesa o isla móvil que además pueda servir de armario o estante abierto. Esto le sumará un toque chic.

 

Cocina con islas

Sin duda las favoritas, las que todos soñamos tener en casa. Obviamente son cómodas, espaciosas y sumamente funcionales. La distribución óptima de este tipo de cocina coloca a la estufa en la isla, al frente de esta ubica al fregadero y refrigerador va en un extremo. No obstante, todo depende del cliente.

 

Para optimizar el espacio idílico que ofrece este tipo de cocina, se puede:

  1. Usar la parte inferior de la isla para empotrar un refrigerador undercounter o una bodega de vinos y usar el espacio restante para almacenaje.
  2. Los electrodomésticos empotrados liberarán espacio en las encimeras para trabajar y dejará la isla solo para el sabroso arte de compartir alrededor del fogón.

Esperamos que estos sencillos consejos le hayan dado luces para sacarle provecho al tipo de cocina que tiene en casa.

Más
articulos

Let us inspire you

NEWSLETTER

Be the first to know about new products, special offers and much more

Your privacy is protected

Permítanos inspirarle

NEWSLETTER

Sea el primero en conocer nuevos productos, ofertas especiales y mucho más

Tu privacidad está protegida