Dada Design sueña con conquistar el mar

Fecha

La Cuisine International
© Autoevolution

 

La conquista del mar es el sueño de la firma filipina Dada Design. Plasmado en su proyecto residencial Currents for Currents, el estudio arquitectónico presenta una solución sustentable que resuelve el recurrente problema de las viviendas vulnerables de los pueblos de la costa de Manila.

El diseño que aún es sólo un proyecto -porque todavía no cuenta con inversores- es, sin duda, una de las ideas más interesantes en el sector de viviendas sustentables. Tal es el impacto de esta idea que, aunque está pensada para las costas de Manila, los más visionarios aseguran que puede aplicarse en todo el mundo.

 Si no puedes contra ellas, habítalas

Las costas filipinas siempre han sido asediadas por el mal tiempo. Las tormentas, tifones e inundaciones acaban con las fugaces viviendas construidas de manera rudimentaria por una población pobre. Por otro lado, el calentamiento global y la crecida de las mareas, que tanto preocupa a los ambientalistas del mundo, se han convertido, en los últimos tiempos, en factores importantes en el diseño y planificación de centros urbanos.

Dada Design ha presentado una novedosa propuesta al respecto. Inspirados por el lema “azul es el nuevo verde”, el estudio apuesta por habitar las olas que ahora amenazan a las costas. La propuesta en sí es construir en ellas un complejo de viviendas que no sólo ocupará el hasta ahora virgen espacio marítimo, sino que se servirán de él para sustentarse y hasta rendir ganancias para sus habitantes.

El proyecto Current for Current consiste en una red de viviendas modulares, construidas sobre unas plataformas móviles ancladas en el lecho marino. Conectadas entre sí por puentes, estas se alimentarían energéticamente por una red de cubiertas fotovoltaicas.

 

La Cuisine International
© VisualAtelier

 

Bailando con las mareas

Cada vivienda estaría apoyada por un cilindro espiral, que haría subir y bajar a todo el sistema dependiendo de la altura de la marea. Esto mantendría a las casas siempre sobre el nivel del mar, descartando así las temidas inundaciones.

Pero además, cada uno de estos cilindros estarían rodeados por una turbina marina que también giraría con la fuerza del agua, siendo otra fuente constante de energía eléctrica. Así, aunque la estructura principal de la construcción estaría fijamente enclavada en tierra, las viviendas formarían un complejo dinámico, que no sólo subirían y bajarían al ritmo del mar, sino que también se moverían de un lado al otro. A lo anterior se le suma la posibilidad de reestructurarse internamente gracias a su carácter modular.

Una relación simbiótica

Uno de los atractivos de este proyecto es la posibilidad de ofrecerle a sus habitantes una fuente de ingresos, sólo por la valentía de vivir mar adentro. Pues sí, así sin más.

Y es que las dos fuentes de energía eléctrica limpia, léase la lona fotovoltaica para obtener energía solar y las turbinas submarinas para “cosechar” energía hidráulica, no sólo alimentarían el complejo residencial, sino que el exceso sería recogido para concentrarse en una planta en tierra firme para ser vendido a los pueblos de la costa.

Al mismo tiempo, y en caso de ser necesario, la misma planta podría suministrar el servicio eléctrico a las casas flotantes, estableciendo una relación simbiótica en la que ambas comunidades se beneficien.

 

La Cuisine International

 

Pero el carácter ecológico y sustentable del Currents for Currents no se queda ahí. Cada una de las viviendas contaría con su propio jardín hidropónico, logrando un pequeño huerto marino para sustentar a la comunidad y fortalecer la convivencia entre los vecinos. Todo el sistema estaría regado, por supuesto, con las aguas grises desechadas por las viviendas y previamente curadas en una pequeña planta de tratamiento anexa al complejo.

El diseño modular y la estructura plástica de la mayoría de las partes haría que este proyecto pueda ser aplicado en cualquier zona costera del mundo. Sin embargo, presenta una paradoja: aunque el diseño está originalmente desarrollado para suplir las necesidades de comunidades desfavorecidas, se supone que el costo del proyecto no sería especialmente solidario. Así pues, el futuro nos dirá si las mareas serán conquistables.

Más
articulos

Let us inspire you

NEWSLETTER

Be the first to know about new products, special offers and much more

Your privacy is protected

Permítanos inspirarle

NEWSLETTER

Sea el primero en conocer nuevos productos, ofertas especiales y mucho más

Tu privacidad está protegida